A mal tiempo, buena cara y… con vino por supuesto

El Turco habla de la pandemia y cómo ha logrado superar tiempos difíciles para las ventas y la economía en general.

A pesar del COVID-19, su empresa, Dislicores, mantuvo toda su estructura y todo su personal, conformado por más de mil personas en Colombia.

“A mal tiempo buena cara y aquí estamos, siempre sonriente y con buena actitud y yo creo que eso es la vida”, afirma el popular Turco.

Por Daniela García/ Octavio Gómez

Luis Fernando Valencia

Como dicen los grandes sabios “a todo aquello que hagas con amor, se vuelve magia”, “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida», son frases que asociamos con lo maravilloso que es entablar una relación personal a través del trabajo.

Muchos soñamos con viajar por el mundo, trabajar con vista al mar o quizás estar en un rascacielos acompañado de una copa de vino, cada persona busca la plenitud y perfección en diferente presentación.

Luis Fernando Valencia, el popular Turco, el hombre fuerte de Dislicores, logró mezclar el rustico olor del vino y espíritu apasionado por las relaciones publicas, en su disfrute y proyección laboral. Lleva más de dos décadas combinando sus conocimientos, saberes e inspiraciones en una misma copa.

Sin lugar a duda, él es un claro ejemplo de cómo con responsabilidad, pero sobre todo mucho sabor, la vida puede ser de todos los colores. Con su acento paisa de pura cepa y su fresca elegancia, ha hecho historia con el vino en Colombia y ha logrado que muchos compatriotas se enamoren de la magia y el misterio que se siente al mezclar un buen vino y un delicioso plato.

´El Turco´ está acostumbrado a compartir sus conocimientos con empresarios, medios de comunicación y personas amantes del vino en grandes eventos sociales.

Es un legitimador de la industria vinícola en Colombia, y nos contó en exclusiva para octavioprensa.com, cómo afrontó Dislicores la coyuntura por la pandemia y las nuevas ideas por las que están optando para continuar cosechando éxitos y decir ¡salud!.

Una foto para la historia: propietarios de restaurantes y dirigentes del mundo de la gastronomía y los eventos y su decisión de reinventarse y afronotar la pandemia con educación y creatividad.

Turco, ¿cómo se ha comportado el mercado de los vinos en estos tres meses largos de pandemia?

Como todas las empresas no nos esperábamos un tema tan complejo, aprendiendo de todo un poquito y definitivamente el tema de conocer las diferentes etapas del mercado.

Dislicores definitivamente se va más hacia el tema del off y desarrolla el tema de Dislicores Store, el tema de algunos supermercados e hipertiendas han reaccionado muy bien al canal off, que son los productos para llevar. Aprendimos del tema de los domicilios y todo el tema online y virtual que fue de gran aprendizaje.

No es lo mismo uno estar atendiendo restaurantes, hoteles, clubes, eventos sociales y las fiestas de entretenimiento, pero algo hemos estado trabajando.

¿Cómo se ha logrado adaptar Dislicores en estos momentos, luego de adoptar nuevas estrategias para seguir en el mercado?

El crecimiento del vino no es que permanezca en ascenso, se ha mantenido en algunos canales como dije, pero yo creo que Dislicores es una compañía solida muy fuerte, lo más especial fue que Dislicores mantuvo toda su estructura y todo su personal, más de 1.050 personas en Colombia. Todos se reacomodaron en algunas áreas y se enviaron a sus vacaciones respectivas, pero Dislicores no salió de su personal que es lo más importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *