Aguas Claras, una de las plantas de tratamiento más modernas de América Latina opera a flujo pleno

Contribuye al aprovechamiento del agua del río Aburrá-Medellín para usos industriales.
Aguas Claras EPM

La Planta Aguas Claras EPM ya opera a flujo pleno y cumpliendo con la calidad de vertimiento, lo que significa que trata toda el agua que conduce el Interceptor Norte con un promedio diario aproximado de 4 metros cúbicos por segundo, equivalente al agua requerida para llenar cerca de 150 piscinas olímpicas diariamente.

De esta manera, se logran los indicadores de la normatividad vigente para el tratamiento del agua, que desde la entrada a la planta hasta su disposición final al río Aburrá-Medellín en condiciones óptimas de saneamiento tarda un promedio de ocho horas.

EPM contribuye a la armonía de la vida para un mundo mejor. Por ello, la empresa trabaja desde hace varias décadas por el saneamiento y el cuidado del río Medellín, pensando en el bienestar de los antioqueños y en el desarrollo de la región.

Desde septiembre pasado, Aguas Nacionales, filial del Grupo EPM, es la encargada de la operación y el mantenimiento de Aguas Claras. Desde su concepción es una obra de infraestructura sostenible, ambiental y socialmente enfocada no sólo en el saneamiento del río, sino también en generar desarrollos urbanísticos y paisajísticos para la comunidad.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, como autoridad ambiental, ha realizado visitas de control y vigilancia de Aguas Claras de manera mensual durante 2019, con el fin de verificar el funcionamiento, tratamiento y cumplimiento de los parámetros establecidos en el artículo 8 de marzo 17 del 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *