Con nueva patente para mejorar procesos de deshidratación, el Pascual Bravo fortalece el modelo de Ecociudad

Se trata de un sistema de deshidratación que aportará en eficiencia productiva y financiera de proyectos agroindustriales.

Es la cuarta patente que obtiene la institución, tres de ellas son nacionales y una internacional.

Con una patente de invención, que reducirá hasta un 30 % el tiempo de deshidratación de las plantas aromáticas y medicinales en comparación con los sistemas tradicionales, la Institución Universitaria Pascual Bravo contribuye con el modelo de Ecociudad.

La certificación, otorgada por la Superintendencia de Industria y Comercio, se denomina “Sistema Automático de Deshidratación Solar de Doble Pared y Doble Cámara” y fue desarrollada por los docentes José Alfredo Palacio Fernández y Bayardo Emilio Cadavid Gómez, de la Facultad de Ingeniería.

“Es otro gran paso hacia la Acreditación Institucional en Alta Calidad y que comienza a materializar esas grandes apuestas del Plan de Desarrollo Medellín Futuro, orientadas a la transformación educativa, al fortalecimiento de la investigación y la innovación, y el posicionamiento de Medellín como una ecociudad”, expresó el rector de la Institución Universitaria Pascual Bravo, Juan Pablo Arboleda.

La investigación inicial contó con la ayuda de empresas productoras del oriente antioqueño como Eshkol Premium S.A.S., que suministró las plantas aromáticas y medicinales para las pruebas de deshidratado, un proceso que puede ser replicado en frutas, café, cacao, caña, forrajes, entre otros.

 

 

 

La investigación que da como resultado la patente, fue realizada por los docentes José Alfredo Palacio Fernández y Bayardo Emilio Cadavid Gómez de la Facultad de Ingeniería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *