El coronavirus muta y el mundo otra vez no sabe cómo responder

 

Siguiendo una pista sudafricana se han identificado mutaciones del virus en todo el planeta en un momento en que los casos aumentan rápidamente.

 

The New York Times en su edición de este martes 12 de enero,  señala que justo cuando nos alegrábamos por la llegada de la vacuna, pensando que le ganábamos terreno al coronavirus, se han detectado en Sudáfrica y el Reino Unido variantes más transmisibles y con el potencial de afectar a los niños. Estos días ya se han reportado casos en México, Perú, Brasil y Chile, entre otros países de la región.

A fines de octubre, los médicos y enfermeros de un grupo hospitalario de Sudáfrica observaron un extraño repunte en la cantidad de pacientes de COVID-19 que llegaban a sus pabellones. El gobierno había flexibilizado las medidas de confinamiento y, con la llegada de la primavera, se hicieron más fiestas. Pero las cifras aumentaban demasiado rápido como para poder explicarlas, cosa que generaba una inquietante pregunta.

“¿Se trata de una nueva cepa?”, preguntó, a principios de noviembre, el funcionario de un hospital en un correo electrónico en el que planteó la posibilidad de que el virus hubiera desarrollado una peligrosa mutación.

Esa pregunta desencadenó una investigación genética de gran trascendencia que comenzó en Durban, en el océano Índico, y que luego llamó la atención de los investigadores del Reino Unido y ahora se realiza en todo el mundo. Los científicos han descubierto nuevas y alarmantes variedades del virus, lo que ha desencadenado cierres de fronteras, cuarentenas, confinamientos y ha disipado parte del entusiasmo que habían generado las vacunas.

El Reino Unido se ha visto especialmente afectado. Los contagios y las hospitalizaciones han aumentado vertiginosamente en las últimas semanas desde que el país detectó su propia variante del virus, la cual es más contagiosa que la anterior. Se calcula que el virus mutado ya es responsable de más del 60 por ciento de las nuevas infecciones en Londres y sus alrededores.

 

Bogotá se acerca al 95 % de camas UCI ocupadas: solo quedan poco más de 100

Bogotá terminó el puente festivo de Reyes con un aumento considerable en el porcentaje de ocupación de sus camas UCI instaladas para atender a pacientes con coronavirus. Entre el domingo y el lunes al medio día, esa cifra pasó del 91,5 % al 93,5 %, un cambio de dos puntos en tan solo 24 horas.

Con corte a las 11:45 a.m. de este lunes 11 de enero, había 1.749 ciudadanos internados en las 1.870 camas UCI COVID instaladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *