El joyero de la sociedad señorial colombiana

 

Compartimos esta nota del periodista y escritor Carlos Bueno, mostrando con su fina pluma la decadencia de una clase dirigente que gobernaba a punta de poseía. Y no se sabe que era peor, si en aquella época o en esta, cuando se gobierno a punta de fusil. Mire y verá.

 

Carlos Bueno en Crónicas y Perfiles

En pleno auge de su movimiento el poeta Gonzalo Arango soltó una justa diatriba: ”Julio Flórez ya no existe, por fortuna para la poesía. El aire está más puro sin su tufo y sin sus flores negras. El nadaísmo deposita sobre su tumba de Usuacurí, 80 toneladas de lirios para que este señor que lo enlutó todo con su aliento, no venga jamás al mundo a robarnos la luz con sus fúnebres ecos. Poeta Julio Flórez: de una vez por todas no haga más ruido con sus huesos. Al menos sea culto y deje dormir a sus vecinos…”

Julio Flórez y Guillermo Valencia arrullaron la literatura colombiana desde los estrenos del siglo XX. Entumecimiento que se extendió por décadas. No era extraño. Los poetas eran celebridades cuyo cortejo fúnebre podía ir encabezado por dos obispos como le aconteció a Gregorio Gutiérrez González y de quienes podían temer los gobiernos, como pensaban Caro y el general Rafael Reyes del propio Julio Flórez.

Nada extraño. Señala Rafael Gutiérrez – Rafael Gutiérrez Girardot. Ensayos sobre literatura colombiana I. Ediciones Unaula. Medellín, 2011, 316 págs.- como Valencia desde su retiro en Popayán subrayaba la voluntad antihistórica de la república conservadora que lo aclamaba y consagró la noción de que Estado, Sociedad y Nación, tres fenómenos específicamente modernos, encontraban su plena realización en la sociedad señorial y su más clara expresión en su elemental humanismo conservador. Semejante discrepancia entre la realidad histórica y la señorial colombiana fue posible gracias a las ficciones que sólo podían sostenerse e imponerse mediante un sistema de artificios que se fundaban en la creencia de que con la posibilidad de demostrar los talentos oratorios en el parlamento ya se cumplía el postulado de la representación democrática”.

 VER NOTA COMPLETA EN:

https://cronicas.roomly.ca/poeta-julio-florez-de-una-vez-por-todas-no-haga-mas-ruido-con-sus-huesos-al-menos-sea-culto-y-deje-dormir-a-sus-vecinos/?fbclid=IwAR1ZKchn8LxGA-vh3swxJUigYk7aYoi5IZTvEqOTPbZrT2TAMETV32Jh0HU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *