FONTUR lidera y acelera la recuperación de los prestadores de servicios turísticos de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

 

Todo el proceso de identificación de los beneficiarios se hará de forma digital a través de la página web del FONTUR (www.fontur.com.co) facilitando el acceso a los apoyos por parte de los damnificados.

 

Toda la información sobre el proceso estará disponible en la página web de Fontur (www.fontur.com.co) y en la página web del Ministerio (www.mincit.gov.co).

 

 

Con el objetivo de liderar y apoyar de forma decidida la recuperación de los prestadores de servicios turísticos afectados por el huracán Iota, en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, hasta 190 trabajadores de este sector, recibirán un apoyo temporal de $908.525 mensuales durante cinco meses para favorecer su recuperación económica y la reconstrucción de sus inmuebles.

El Fondo Nacional de Turismo, Fontur, destinará un poco más de 868 millones de pesos a ese propósito, provenientes de los recursos del impuesto nacional de turismo. “Se trata de disponer de un mecanismo excepcional para atender coyunturas especiales. Si en un municipio, región o incluso en todo el país se presenta una situación como un desastre natural, que amerite la declaratoria de emergencia social, ecológica o económica, tenemos un instrumento para favorecer la recuperación de los servicios turísticos”, explicó la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Ximena Lombana Villalba.

Para acceder al beneficio el prestador de servicios turísticos debe estar inscrito en el Registro Nacional de Turismo (RNT). Quienes no cumplan con este requisito, pero puedan demostrar que desarrollaban actividades asociadas al turismo y hayan sido reconocidos en el registro de damnificados, tendrán la oportunidad de inscribirse en el RNT y luego optar por la ayuda.

Habrá apoyos económicos para los prestadores que hayan sufrido daños en los inmuebles donde funcionaba el respectivo servicio en niveles que van desde la destrucción completa hasta las afectaciones de estructura, locativas, cubierta, redes hidrosanitarias y eléctricas. También podrán optar por la ayuda quienes debieron dejar de trabajar por limitaciones al ingreso de turistas derivadas de la emergencia.

Apoyos al Archipiélago

Tras la afectación que provocó en noviembre de 2020 el paso del huracán Iota sobre el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, el gobierno nacional ha respondido desde varios frentes. Para apoyar a los afectados por este fenómeno natural, en el marco del plan de apoyos a las posadas turísticas se firmó en enero un proyecto para ejecutar actividades de recuperación a instalaciones con baja afectación.

Este proyecto recibió recursos superiores a los $2.500 millones, y su ejecución, a cargo de la firma Perazza SAS, ya alcanza una ejecución física del 77%. Hasta el momento 26 establecimientos turísticos han sido adecuados y de ellos 15 ya fueron recibidos con acta de entrega y 11 están pendientes por suscripción.

También en mayo pasado se firmó un proyecto con el Consorcio La Providencia para reconstruir establecimientos turísticos de hospedaje, restaurantes, agencias de viajes y tour operadores, centros de buceo y alquileres de vehículos en el Archipiélago. En este caso, se ejecutarán recursos cercanos a los $19.000 millones.

Junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, a finales de mayo se firmó un contrato con recursos que se acercan a los $17.250 millones para llevar a cabo actividades de desarrollo en materia de reconstrucción de establecimientos turísticos afectados.

Y uno de los auxilios más recientes se concretó a finales de julio, en un proyecto con recursos superiores a los $1.253 millones que cuenta con el apoyo del Ministerio de Defensa y la Dirección Marítima, DIMAR, para reconstruir establecimientos turísticos de hospedaje, restaurantes agencias de viajes y tour operadores, centros de buceo y alquileres de vehículos.

Instrumento de apoyo

El nuevo auxilio económico que se anuncia hoy a los prestadores de servicios turísticos del Archipiélago es un instrumento reglamentado mediante el Decreto 1301, que faculta al Fondo Nacional del Turismo, Fontur, para destinar parte del tributo que recauda con destino al sector en auxilios, subsidios o apoyos para prestadores de servicios turísticos cuando exista declaratoria de estado de emergencia o situación de desastre del orden nacional, departamental o municipal.

No solo servirá para los afectados por el huracán, sino para respaldar a todo prestador afectado por situaciones de emergencia económica, social o ecológica, como las provocadas por otros desastres naturales o por el COVID-19.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *