La dependencia alimentaria de Colombia puede causarnos una hambruna

 

En 1990 importábamos 400 mil toneladas de alimentos y en 2019 la cifra ascendió a 14 millones.

 

Colombia es el primer destino en Suramérica en importar alimentos procesados desde los Estados Unidos.

Lecciones de una pandemia

La dependencia alimentaria de Colombia es cada vez más fuerte y se hace evidente con la emergencia sanitaria en la que se encuentra el país. Esta crisis ha sido una oportunidad para que los productores norteamericanos de comida procesada, aumenten sus ventas en Colombia.

Para Oscar Gutiérrez, director Ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, en Colombia se acabaron los cultivos de cereales, oleaginosas y de buena parte de las leguminosas. “Hoy tenemos importaciones de leche, de carne, de huevos y de otra serie de productos básicos para la dieta de los colombianos”, dice.

Y es que en Colombia se ha destruido la producción nacional.  A pesar que el país está en la capacidad de producir muchos de los alimentos que requerimos, estos deben ser importados debido a la política agraria que se impuso en el país en la década de los 90 y que nos ha llevado a le dependencia alimentaria.

Además, con la firma de tratados de libre comercio, se abrió la puerta a la entrada sin restricciones de cientos de alimentos y productos desde Estados Unidos, China, México, Canadá, Argentina, entre otros. Esto ha llevado a que Colombia sea un país con dependencia alimentaria de esas naciones.

Según Gutiérrez, en 1990 importábamos 400 mil toneladas de alimentos y en 2019, fueron 14 millones de toneladas de productos alimenticios.

Por eso, el 31 de marzo de este año, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos emitió un informe en el que describe las oportunidades y el potencial que tienen los productores norteamericanos de comida procesada, para aumentar sus ventas en Colombia aprovechando la crisis del Covid-19. Según este informe, los productos alimenticios más demandados durante esta emergencia son verduras congeladas, harina, garbanzos y maíz.

Según el mismo informe, Colombia es el primer destino en Sur América en importar alimentos procesados desde los Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *