La Posada de las Aves y la increíble historia de mi amigo el colibrí de cola roja

 

Su nombre no podía ser el más acertado: si aquí se posan las aves, lo mejor era colocarle el nombre que se merecía: La Posada de las Aves

 

A Winston lo visita con frecuencia un colibrí de cola roja  y hasta llega a rozarlo en el cuello con sus alas

Este sitio de singular encanto, lo encontramos a 10 minutos del municipio de San Rafael, en el oriente de Antioquia y a 25 km de la famosa Piedra de El Peñol.

Allí nos atiende Winston y Claudia, una pareja enamorada de la naturaleza y los pájaros, a los que atienden con el desayuno todos los dias y a cambio, las aves les posan, les cantan y les juegan como en pocos lugares se podrían apreciar.

Cualquier día, esta pareja dejó atrás la ciudad y se instalaron aquí, donde construyeron su propio refugio y se abrieron al turismo de naturaleza, donde su especialidad es el avistamiento de aves.

Con su amabilidad y simpatía, atienden los visitantes que pueden contar con alojamiento, WiFi gratis y parqueadero. Las habitaciones incluyen baño privado con ducha, y hasta patio con vista a la montaña, además de zona de estar.

La increíble historia del colibrí enamorado

Cuenta Winston Garcés, sorprendido, que hay un colibrí de cola roja que lo visita con frecuencia y hasta llega a rozarlo en el cuello son sus alas.

Esta es la entrevista con nuestro invitado de la Posada de las Aves y su diminuto colibrí de cola roja, mire y verá:

Nuestro agradecimiento por su apoyo a FONTUR y la Red Local de Turismo de San Rafael.

  • IU Digital de Antioquia