Las células cancerosas hibernan como osos para sobrevivir a la quimioterapia

 

Aprovechando un antiguo mecanismo de supervivencia evolutiva, las células cancerosas entran en un estado de división lenta para sobrevivir al entorno hostil creado por la quimioterapia u otros agentes específicos, según se afirma en el portal Comunidad Biológica.

Es el primer estudio que identifica que las células cancerosas secuestran un programa evolutivo para sobrevivir a la quimioterapia. Además, los investigadores muestran que las estrategias terapéuticas novedosas dirigidas específicamente a las células cancerosas en este estado de división lenta pueden prevenir el recrecimiento del cáncer.

El Dr. Aaron Schimmer, director del Instituto de Investigación y científico principal del Princess Margaret, señala que esta investigación muestra que las células cancerosas hibernan, como «osos en invierno».

Usando células de cáncer colorrectal humano, los investigadores las trataron con quimioterapia en una placa de Petri en el laboratorio.

Esto indujo un estado de división lenta en todas las células cancerosas en el que dejaron de expandirse, requiriendo poca nutrición para sobrevivir. Mientras la quimioterapia permaneció en la placa, las células cancerosas permanecieron en este estado.

Para entrar en este estado de baja energía, las células cancerosas han optado por un programa de supervivencia embrionaria utilizado por más de 100 especies de mamíferos para mantener sus embriones seguros dentro de sus cuerpos en momentos de condiciones ambientales extremas, como temperaturas altas o bajas o falta de comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *