Los inesperados beneficios del Coronavirus para el Medio Ambiente

A medida que China lucha contra una de las epidemias de virus más graves del siglo, los impactos sobre la demanda de energía y las emisiones del país apenas comienzan a sentirse.

Los satélites de monitoreo de contaminación de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) han detectado disminuciones significativas en el dióxido de nitrógeno (NO2) sobre China. Existe evidencia de que el cambio está relacionado, al menos en parte, con la desaceleración económica que siguió al brote de coronavirus.

La demanda de electricidad y la producción industrial permanecen muy por debajo de sus niveles habituales en una gama de indicadores, muchos de los cuales están en su promedio más bajo de dos semanas en varios años. Estos incluyen:

  1. Uso de carbón en centrales eléctricas que informan datos diarios en un mínimo de cuatro años.
  2. Tasas operativas de la refinería de petróleo en la provincia de Shandong en el nivel más bajo desde 2015.
  3. Producción de líneas de productos de acero clave en el nivel más bajo durante cinco años.
  4. Los niveles de contaminación atmosférica de NO2 sobre China cayeron un 36% en el mismo período del año pasado.
  5. Los vuelos nacionales han bajado hasta un 70% en comparación con el mes pasado.

En total, las medidas para contener el coronavirus han dado como resultado reducciones de 15% a 40% en la producción en sectores industriales clave.

Es probable que esto haya eliminado una cuarta parte o más de las emisiones de CO2 del país en las últimas dos semanas, el período en que la actividad normalmente se habría reanudado después de las vacaciones del año nuevo chino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *