Manuel Molina habla sin tapujos y envía un contundente mensaje al Gobierno Nacional y dirigentes gremiales

Manuel Molina

Conocido por ser un legitimador, hotelero, empresario y amigo, Manuel Molina, gerente de la cadena de Hoteles Dann en Medellín, es un líder que trabaja con y por su gente. Su humildad y energía es tan contagiosa que traspasa cualquier cargo o nivel social.

Ama sonreír y cuando habla se lleva todos los aplausos, sin duda alguna lleva su vida consagrada al sector turístico, hotelero y de negocios en la ciudad, lo que le ha permitido afianzar su capacidad de análisis y tener la autoridad de opinar, con los más acertados argumentos.

Como casi un ritual, Molina toma la palabra en los famosos Festivales Gastronómicos, y lo que más llama la atención de los asistentes es que se sincera y habla sin tapujos sobre temas controversiales de la ciudad y el país.

El tema de la pandemia afloró muchos sentimientos, fue toda una sorpresa para todos los sectores de la economía, nadie antes había tomado clases o diplomados de cómo afrontar una situación así, ni mucho menos como gerenciar en tiempos de Covid, tocó aprender a pulso.

Para Manuel, el optimismo es y será un pilar fundamental en la vida profesional y aunque la situación se torne un poco gris, él elegirá por encima de todo ver el cielo azul. “El punto negro es el pesimismo, y la verdad muchos se siguen deteniendo en el punto negro y no, yo quiero seguir viendo el cielo azul para que se me vaya borrando el punto negro”.

Así mismo, el hotelero envió un mensaje contundente al gobierno nacional y los gobiernos locales. Ahora hay que hablar de la nueva realidad, y esa nueva realidad para muchos empresarios es que vendiendo menos deben tratar de lograr y solventar la rentabilidad de antes.

El llamado es a los dirigentes y medios de comunicación a decir la verdad y hablar con sensatez, falta todavía mucho por recuperar, el problema todavía está ahí vigente “vamos a meterle toda la fuerza para que estemos adelante estamos viendo la luz al final del túnel, yo quiero seguir viendo el cielo azul porque no me voy a concentrar en lo malo, pero no quiero que me sigan diciendo mentiras”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *