Fenalco rechaza nuevo confinamiento y las excesivas medidas restrictivas

 

Mientras se cierran la actividad productiva y el comercio formal, se mantiene la permisividad del comercio informal, manifestaciones y aglomeraciones en las calles.

 

Luego de conocer las medidas dispuestas por el Gobierno Nacional y que fueran adoptadas por la Gobernación de Antioquia, Fenalco Antioquia rechaza enfáticamente las decisiones tomadas, porque los empresarios no soportan más restricciones, cierres y trabas a su libre actividad comercial. Recordemos que por un día de cierre, el comercio antioqueño pierde 45 mil millones de pesos.

Los directivos de la agremiación manifiestan que “en reiteradas ocasiones hemos sostenido conversaciones con los gobernantes de orden regional y municipal para plantear alternativas que ayuden a evitar una propagación del Covid-19, sin afectar el comercio formal y legal, ya que se ha evidenciado que realmente los focos de contagio se presentan en el comercio ilegal e informal, así como por la irresponsabilidad de algunos ciudadanos que continúan realizando actividades masivas y sin ningún tipo de seguridad”.

 

Reconocer el fracaso de las políticas de prevención del Coronavirus

 Como se ha manifestado desde Fenalco y en diálogo con los empresarios, regresar a medidas tan restrictivas es reconocer el fracaso de las políticas de prevención del Coronavirus. A casi un año del primer confinamiento la entidad señala que la autoridad fracasado para garantizar la disciplina social en las diferentes ciudades, estableciendo sanciones fuertes a quienes infringen y violan las distintas medidas adoptadas. Al tiempo que se cierran la actividad productiva y el comercio formal, se mantiene la permisividad del comercio informal, manifestaciones y aglomeraciones en las calles.

Con un año complicado para el sistema productivo como lo fue el 2020, donde tuvimos un crecimiento de los indicadores en negativo, una inflación del 1,62, la disminución en la productividad y la pérdida de empleos con cifras altamente preocupantes, se hace necesario que los gobernantes de orden nacional, regional y local, consideren nuevas y diferentes alternativas donde el empresariado antioqueño no sea el sacrificado, pues cabe resaltar que el comercio es el más importante dinamizador de la economía, ocupando el primer lugar en el aporte al PIB, es el mayor generador de empleo, fortalece el sistema empresarial y posibilita el desarrollo social de la región.

Incluso para este año, se espera que uno de los primeros sectores en volver a terreno positivo, después de las fuertes medidas de confinamiento, sea el comercio minorista, que mostró un crecimiento del 3% en octubre, en comparación con el mismo mes del 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *